mayo 18, 2022

Así lucía la viejita del Titanic cuando fue joven, era la mujer más bella del mundo

Así lucía la viejita del Titanic cuando fue joven, era la mujer más bella del mundo

Una de las películas más famosas que se convirtió en un clásico fue Titanic, interpretada por grandes actores como Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, quienes nos mostraron una hermosa historia de amor y uno de los acontecimiento que marcó la historia de la humanidad, sin embargo, no son los únicos actores aclamados por el público, Gloria Frances Stewart, quien interpretó a la anciana Rose también fue una de las actrices favoritas en esta película.

Esta gran actriz tuvo una vida muy interesante y una prolífica carrera a lo largo de su vida, a continuación, te contaremos una gran parte de ella.

Gloria Frances Stewart nació un 4 de julio de 1910 en Santa Mónica, California quien adoptó el seudónimo de Gloria Stuart, esta actriz comenzó su carrera después de haber actuado en algunas obras teatrales universitarias cuando cursaba sus años de estudiante en la Universidad de Berkeley, California, en 1930 abandona sus estudios para vivir con su esposo y escultor Blair Gordon Newell, en la ciudad de San Francisco.

Tiempo después la pareja se mudó a Carmel, Arizona donde la actriz se mezcló con la sociedad artística y empezó a actuar en teatros locales, en ese tiempo fue cuando cambió su apellido a Stuart.

Su carrera realmente se elevó cuando se mudó nuevamente a California para estudiar Artes Plásticas en el Pasadena Playhose en donde un productor de Universal la descubrió y la contrató para películas de cine.

Durante los años 30s empezó su carrera como actriz en el cine trabajando con el cineasta del terror, James Whale, en películas como Un beso ante el espejo (1933), El hombre invisible (1933) y El caserón de las sombras (1932). La actriz tuvo mucho éxito, incluso más que su marido el cual no estaba de acuerdo con ello así que se divorciaron en 1934.

No tardó mucho tiempo cuando se volvió a casar pero esta vez con el guionista de Escándalos Romanos (1933) Arthur Seekman, un año después tuvieron una hija.

Ella quiso dar un gran paso en su carrera por lo que en 1936 anuló el contrato que tenía con Universal y se unió a 20th Century Fox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.