mayo 19, 2024

Acepte tenerle un hijo a mi esposo, pero no me puede obligar a que lo quiera.

Comparte con tus amigos

El camino de la maternidad es único, lleno de altas y bajas, la creencia de todos es que una madre siente un amor profundo incondicional desde que su hijo llega al mundo.

La verdad es que no todas las madres empiezan a sentir este vínculo desde el primer instante que ven a su hijo, sin embargo esta realidad es mucho más compleja de lo que se piensa, este es el caso de una madre que afirma que no ha podido establecer vínculos con su pequeño.

La maternidad resulta diferente para cada mujer, cada una siente cosas diferentes cuando su hijo llega al mundo, muchas sienten esa emoción desde el principio, mientras que otras les cuesta bastante desarrollar ese lazo especial con su criatura, la verdad es que no existe una fórmula mágica para esto.

Esto relata esta madre que está pasando por una situación familiar muy difícil:

«Mi esposo siempre deseó ser padre, mientras que yo nunca sentí esa vena de maternidad, mis deseos eran viajar, conocer el mundo y experimentar muchas cosas, en mis planes de vida, nunca estuvieron los pañales ni los biberones, pero después de seis años de matrimonio mi pareja me pidió un hijo.

Me sentía como alguien egoísta por no querer darle un hijo, mi familia me hacía sentir culpable por negarle a mi esposo el derecho a ser padre, pensaba que al convertirme en madre finalmente dejaría de ser presionada, a pesar de que nunca lo quise decidí tener un hijo con mi esposo.

Hoy en día soy madre de un niño de siete meses, tanto mi embarazo como mi parto fueron normales, en mi embarazo no desarrollé ningún tipo de vínculo con ese niño, después de dar a luz las cosas no mejoraron, no siento amor por el pequeño.

Hasta el día de hoy, nunca lo he sostenido en mis brazos, no lo he mirado o hablado con él, mi esposo es quien se encarga de sus cuidados, mucho menos lo he amamantado; extraigo leche solo porque es incómodo no hacerlo, no porque quiera dársela, todo el tiempo siento rabia hacia mi esposo por haberme empujado a esto.

Estoy contando mi historia porque sentía que, si no lo decía me volvería loca en cualquier momento, realmente no sé a dónde llegaremos, solo sé que me siento atrapada en una realidad que nunca quise y que no me hace sentir feliz».

Es importante siempre recordar que los sentimientos de amor y conexión con tu bebé pueden desarrollarse con el tiempo, cada madre tiene su propia experiencia emocional, no existe un «momento correcto» para experimentar el amor maternal.


Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *