mayo 19, 2024

Con estos increíbles tratamientos no volverás a sufrir dolencias en el talón.

Comparte con tus amigos

Diversos estudios realizados por podólogos y otros expertos demuestran que 6 de cada 10 personas en todo el mundo sufren problemas en los talones.

Según los expertos, la mayoría de las personas con espolones calcáneos tienen fascitis plantar crónica, lo que puede provocar calcificaciones llamadas espolones calcáneos o simplemente espolones calcáneos. Es importante tener en cuenta que la fascitis plantar, o espolones óseos, a menudo ocurre si tiene sobrepeso, hace ejercicio vigoroso, tiene pies planos o usa zapatos que no le quedan bien.

Además, esta patología provoca fuertes dolores al apoyar el talón en el suelo. Por ello, te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Con estos maravillosos tratamientos, nunca más volverás a sufrir problemas en los talones. Si eres de los que sufre de espolones o dolores en los talones, entonces debes prestar especial atención a esta información porque en este artículo te vamos a dar estos maravillosos remedios para que no vuelvas a sufrir problemas en los talones. La mejor parte es que son muy fáciles de usar y muy baratos. Sin más preámbulos, comencemos:

1. Si no quiere sentir que está pisando los dedos de los pies cuando sus talones golpean el suelo, debe comenzar por ponerse los zapatos adecuados. Además, asegúrate de que tus zapatos no tengan suelas delgadas, trata de personalizarlos lo más posible.

2. Si ya no quieres sufrir dolor en el talón, lo mejor es que reduzcas la actividad física o el ejercicio.

3. Si no se siguen los métodos de tratamiento mencionados en las líneas anteriores, es mejor acudir a fisioterapia, donde los podólogos suelen utilizar la fisioterapia basada en ultrasonidos, porque de esta forma las calcificaciones, más comúnmente conocidas como esporas, pueden disolverse rápidamente.

Por otro lado, los podólogos también recomiendan que las personas con estas condiciones usen taloneras perforadas o plantillas personalizadas para aliviar la tensión del soporte del arco.

Alternativamente, los espolones óseos se pueden diagnosticar con una radiografía lateral del calcáneo, que es la única forma de saber si una persona tiene fascitis plantar. En muchos casos, tales trastornos pueden aliviarse con medicamentos antiinflamatorios, ungüentos de cortisona y anestésicos.

Es muy importante señalar que la cirugía para eliminar la mayoría de las calcificaciones que se han producido en el talón solo se realiza en determinadas circunstancias.


Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *