abril 20, 2024

¿POR QUÉ LOS RESTAURANTES TE OBSEQUIAN UN CARAMELO CUANDO TE TRAEN LA CUENTA?

Comparte con tus amigos

Seguramente alguna vez te has encontrado en un restaurante almorzando y de pronto pides la cuenta y te traen caramelos junto con ella, este es un pequeño gesto que puede pasar desapercibido.

Pero te aseguro que te preguntas ¿por qué un restaurante haría eso? ¿Tiene un propósito específico, incluso muchos dueños de restaurantes tienen la creencia que obsequiar caramelos puede ayudar a que su negocio crezca, aumentar las ventas y la lealtad del cliente.

Esta es una práctica bastante habitual en el sector de la comida; dar un caramelo o una menta después de una comida, la realidad es que hay varias razones para que los dueños de restaurantes hayan decidido ofrecer caramelos a sus comensales, dentro de estas razones están:

Satisfacción del cliente: El objetivo principal de cualquier restaurante es lograr que sus clientes tengan una experiencia agradable y satisfactoria, y los dueños de restaurantes afirman que un dulce o una menta después de una comida puede ser un pequeño toque que ayude a los clientes a sentirse apreciados y cuidados.

Refresca tu aliento: Muchas veces después de una comida, tu aliento puede ser un poco «pesado» o tener un olor fuerte, más que todo si has consumido bebidas fuertes, alimentos muy condimentados o de sabor fuerte, es por eso que muchos restaurantes ofrecen mentas o chicles sin azúcar para que los clientes refresquen el aliento antes de salir del restaurante.

Lealtad del cliente: la realidad es que ofrecer ya sea un dulce o una menta es una forma rentable de retener clientes, ya que es una forma sutil de decir: «Gracias por visitarnos, esperamos que vuelvas pronto». Además, los clientes pueden recordar este pequeño gesto y hablar positivamente sobre el restaurante a sus amigos y familiares.

LAS PRINCIPALES CAUSAS SON:

Aumenta las propinas: Si bien no todos los clientes dan propina, aquellos que lo hacen pueden dejarse convencer por pequeños gestos como estos, varios estudios han demostrado que los clientes que reciben dulces o mentas tienen más probabilidades de dar más propina que los clientes que no reciben dulces o mentas.

Por lo general, ofrecer dulces o mentas después de una comida es un gesto que puede marcar una gran diferencia en la satisfacción del cliente, la lealtad, la bocanada de aire fresco y las referencias potenciales, este es un ejemplo de cómo un pequeño detalle puede tener un gran impacto en la experiencia general del cliente.


Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *